Menú

Buscar hoteles al mejor precio

Demografía de Santiago de Chile

La demografía de Santiago de Chile comprende una serie de datos estadísticos extraídos del censo realizado en 2002 por el Instituto Nacional de Estadísticas. En aquel entonces, las cifras marcaron que en la capital chilena residían 5.428.590 personas, el 36% del total de la población nacional. El gran incremento de los habitantes de la metrópolis se visualizó a lo largo del Siglo XX: en 1907, los hombres y mujeres que vivían en la capital eran 383.587, mientras que a comienzos de la década del ´90 ese número había aumentado a casi cinco millones.

Demografía de Santiago de Chile

La demografía de Santiago de Chile comprende una serie de datos estadísticos extraídos del censo realizado en 2002 por el Instituto Nacional de Estadísticas. En aquel entonces, las cifras marcaron que en la capital chilena residían 5.428.590 personas, el 36% del total de la población nacional. El gran incremento de los habitantes de la metrópolis se visualizó a lo largo del Siglo XX: en 1907, los hombres y mujeres que vivían en la capital eran 383.587, mientras que a comienzos de la década del ´90 ese número había aumentado a casi cinco millones.

Desde los años de su fundación, la demografía de Santiago de Chile ha atravesado diversos períodos con características disímiles. Hasta el Siglo XVII, la tasa anual de crecimiento era de casi un 3%, disminuyendo a un 2% desde aquel momento hasta los inicios del Siglo XX. El notorio traslado de las masas populares del territorio nacional hacia la capital del país comenzó a partir de 1940, gracias a las grandes oportunidades laborales que exhibía la Región Metropolitana. En 1960, la ciudad de Santiago comprendía unas 20.000 hectáreas; para finales de siglo, su superficie alcanzaba unas 64.000 hectáreas.

La demografía de Santiago de Chile se destaca por la gran concentración de habitantes que presenta. La actual densidad poblacional de la capital es de 8.464 personas por kilómetro cuadrado. Por otra parte, en estos últimos años la población de la ciudad ha envejecido considerablemente. Las causas que señalan los especialistas son dos: mejora de calidad de vida y disminución de la fertilidad. A comienzo de los noventa, el porcentaje de habitantes mayores de 60 años era de un nueve por ciento; en la actualidad, esa cifra aumentó hasta un trece por ciento. A su vez, las estadísticas señalan que el número de jóvenes ha decaído de 38% (1990) a 32% (hoy).

Este factor que exhibe la capital chilena nos permite entender ciertas características del centro histórico. Relacionando la demografía de Santiago de Chile con los atractivos que se emplazan en su interior, encontramos una perfecta correspondencia: los centros culturales, el turismo religioso, y demás actividades que atraen a personas mayores han aumentado de forma considerable.

Volviendo a los números del censo de 2002, alrededor de cuatro millones y medio de personas afirmaron haber nacido en distintas comunas de la Región Metropolitana, es decir, un 29% de los habitantes de todo el país. Por otro lado, un 3% de la población de la capital está conformado por inmigrantes extranjeros y otro 3% por indígenas. La información existente acerca de la demografía de Santiago de Chile nos permite aseverar que este último grupo está comprendido por cuatro tribus: rapa nui, quechua, aimará y mapuche.