Menú

Buscar hoteles al mejor precio

Paseo por Santiago de Chile

Antes de comenzar un placentero paseo por Santiago de Chile, se debe tener conocimiento sobre determinados datos inherentes a la ciudad. El casco urbano de la metrópolis se emplaza al pie de la Cordillera de los Andes y cuenta con más de 5 millones de habitantes en su interior. Además de ser el polo político e industrial más importante del país, la capital es el centro cultural más prestigioso de la región. En determinados sectores emblemáticos se emplaza una gran cantidad de museos, teatros y galerías, junto a otras instalaciones que posibilitan a vecinos y turistas el goce de diversas actividades al aire libre en el centro de Santiago.

Paseo por Santiago de Chile

Antes de comenzar un placentero paseo por Santiago de Chile, se debe tener conocimiento sobre determinados datos inherentes a la ciudad. El casco urbano de la metrópolis se emplaza al pie de la Cordillera de los Andes y cuenta con más de 5 millones de habitantes en su interior. Además de ser el polo político e industrial más importante del país, la capital es el centro cultural más prestigioso de la región. En determinados sectores emblemáticos se emplaza una gran cantidad de museos, teatros y galerías, junto a otras instalaciones que posibilitan a vecinos y turistas el goce de diversas actividades al aire libre en el centro de Santiago.

Habitualmente, un paseo por Santiago de Chile comienza en el sitio donde tuvo lugar la fundación de la ciudad: la Plaza de Armas. El interior de este espacio, situado en el corazón del centro histórico, fue remodelado a fines de la década del ´90 para comenzar a ofrecer grandes comodidades a los visitantes. La plaza presenta una estructura cuadrada, con áreas verdes, bancos y pabellón musical. En un primer momento, en este sector se almacenaban armas utilizadas por los colonos para la defensa de su territorio; de este hecho derivó el nombre actual del lugar. Posteriormente, la Plaza de Armas sirvió para el desarrollo de importantes eventos públicos: procesiones religiosas, paradas de tropa y ejecuciones.

Si el paseo por Santiago de Chile incluye este ícono histórico de la ciudad, desde sus terrenos se podrá observar la Catedral de Santiago. Emplazada en el sector oeste de la Plaza de Armas, la construcción data del Siglo XVIII y fue diseñada por jesuitas bávaros; la influencia arquitectónica de éstos se explicita claramente en los espacios interiores. En el sector norte de la plaza se erigen otros tres edificios de gran trascendencia: la Municipalidad de Santiago (anteriormente funcionó una cárcel), el Correo Central (ex Palacio del Gobernador) y el Museo Histórico Nacional (antiguo Palacio de la Real Audiencia).

La estructura del centro de la capital chilena exhibe un estilo uniforme, con cuadras que emulan figuras regulares atendiendo a los criterios hispano-coloniales. Si el paseo por Santiago de Chile nos lleva desde la Plaza de Armas hacia el Museo de Arte Precolombino, sólo debemos trasladarnos una cuadra al oeste. En el interior de este centro cultural se exhibe una maravillosa colección de piezas indígenas; el arte en la región tuvo sus inicios muchos años antes de la llegada de los españoles.

Al realizar un paseo por Santiago de Chile debemos tener muy presente la visita al Palacio de la Moneda. Ubicado entre las calles Teatinos y Morandé, aquí se acuñó durante mucho tiempo la moneda nacional. Actualmente, y desde 1846, el edificio funciona como Residencia del Presidente de la República. La estructura de este atractivo arquitectónico de la capital sufrió grandes daños producto del bombardeó de 1973. En el interior del recinto, el Presidente Salvador Allende decidió quitarse la vida antes de sucumbir en brazos de los golpistas liderados por Augusto Pinochet, quien descansa en (¿paz?) desde 2006.

Continuando con el paseo por Santiago de Chile, la ciudad nos ofrece un maravilloso panorama sobre la Alameda (Avenida Libertador Bernardo O´Higgins). En este sector existe una variada oferta de diversos productos artesanales. Si nos dirigimos hacia la comuna de Providencia, podremos visualizar sobre el costado derecho el Barrio París-Londres; los edificios de esta zona residencial fueron levantados en la década del ´20. Aquí se emplaza la Iglesia San Francisco, el edificio religioso más antiguo de la ciudad (1618).

El paseo por Santiago de Chile nos permite disfrutar de las mejores representaciones teatrales del país a través del Teatro Municipal, situado en la intersección de calles Agustinas y San Antonio. Su estilo barroco con pasillos franceses clásicos llama la atención de los turistas que transitan por la zona. A unos pocos metros de este sector emblemático de Santiago se encuentra el Cerro Santa Lucía, la primera fortaleza de la Colonia. Desde la cima de esta elevación se observa un hermoso panorama del centro y de la cordillera.

El Cerro Santa Lucía no debe simbolizar el fin del paseo por Santiago de Chile. Aún quedan varios sectores muy hermosos por visitar. Precisamente, detrás de este espacio natural de la ciudad se sitúa la Plaza Mulato Gil de Castro, en Lastarria 305. En este lugar se concentra una óptima variedad de restaurantes, bares y cafés. La amabilidad del personal que atiende cada una de las mesas permite que este espacio se torne muy placentero.

Los visitantes que desean degustar las exquisiteces típicas de la región deben incluir en el paseo por Santiago de Chile la visita al Mercado Central. Emplazado en la esquina de San Pablo y Puente, en el interior del recinto existe una gran diversidad de locales gastronómicos que se especializan en distintos platos. De esta manera, el turista tiene a su disposición pescados, mariscos, empanadas, comidas típicas, platos internacionales, entre otras preparaciones. La estructura del edificio representa un importante patrimonio histórico; las partes que lo componen fueron importadas de Escocia y se terminaron de ensamblar en Santiago en 1872.

De acuerdo a sus intereses, el paseo por Santiago de Chile puede concluir en alguno de los barrios que rodean al centro de la ciudad. Las comunas de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea son los sectores más exclusivos de la Región Metropolitana. Allí existe una exclusiva oferta en relación a alojamiento y gastronomía. Es una zona ideal para despejarse del ruido y del smog de la urbe. Por otro lado, el Barrio Bellavista es el espacio bohemio de Santiago. Allí existe un constante movimiento artístico y se ubican grandes centros culturales. El atractivo más trascendente del barrio es la Casa Museo La Chascona, lugar de residencia de Pablo Neruda.