Menú

Buscar hoteles al mejor precio

Pesca de truchas en Santiago de Chile

Las características de las corrientes de los ríos de la región metropolitana permiten que la pesca de truchas en Santiago de Chile sea una de las actividades al aire libre más practicadas. Por lo general, los aventureros se dirigen a los más hermosos atractivos naturales del centro del país para poder capturar ejemplares de esta especie. Por lo general, una vez logrado el cometido, las personas devuelven el animal al lecho de agua.

Pesca de truchas en Santiago de Chile

Las características de las corrientes de los ríos de la región metropolitana permiten que la pesca de truchas en Santiago de Chile sea una de las actividades al aire libre más practicadas. Por lo general, los aventureros se dirigen a los más hermosos atractivos naturales del centro del país para poder capturar ejemplares de esta especie. Por lo general, una vez logrado el cometido, las personas devuelven el animal al lecho de agua. La pesca con mosca es la modalidad más popular para llevar adelante la pesca de truchas en Santiago de Chile.

El espacio natural en el que confluye una mayor cantidad de pescadores es la zona del Cajón del Maipo. En los cauces que lo atraviesan se alternan personas experimentadas a esperar que la preciada trucha sea atraída por el señuelo. Lo ideal es introducirse en el agua hasta la altura de las rodillas para tener un mayor control sobre la línea y poder realizar mejores lanzamientos. La pesca de truchas en Santiago de Chile se presenta óptima en el Embalse El Yeso.

El Embalse El Yeso se emplaza 90 kilómetros al sureste de la capital y 50 kilómetros al noreste de San José de Maipo. El camino que confluye en el lugar está comprendido por la Ruta G-25, eje que comunica Santiago con San Gabriel. Posteriormente, hay que tomar el desvío de ripio que continúa hacia el embalse. Es necesario estar concentrado porque no existe una demarcación clara del trayecto que hay que seguir.

La pesca de truchas en Santiago de Chile comprende las tres variedades de esta especie: marrón, de arroyo y arco iris. El centro de la capital presenta una característica que llama la atención de los turistas que disfrutan de este deporte: la laguna de Piedra Roja fue sembrada con más de 200 ejemplares de truchas arco iris. La idea es que el número comience a crecer para mantener una población estable en este espejo de agua. Decenas de familias concurren diariamente a este sector para probar sus dotes de pescadores. Además, es un espacio ideal para practicar las técnicas que requiere la pesca con mosca.

En este caso, la pesca de truchas en Santiago de Chile no representa un largo viaje hacia las maravillas naturales de la cordillera; sin embargo, para lo amantes de la actividad, pescar en el centro de la ciudad no despierta interés alguno: la esencia de la pesca de truchas en Santiago de Chile radica en atraparlas en su medio natural, sin que exista un elemento artificial, como una laguna, que interfiera entre el pez y la persona.