Menú

Buscar hoteles al mejor precio

Transporte público de Santiago de Chile

El transporte público de Santiago de Chile está representado en el novedoso sistema denominado Transantiago. Este servicio funciona en la región metropolitana de la ciudad y está destinado a mejorar las condiciones del traslado de pasajeros en la capital del país. Transantiago se volvió operativo a mediados de 2005, completándose a principios de 2007.

Transporte público de Santiago de Chile

El transporte público de Santiago de Chile está representado en el novedoso sistema denominado Transantiago. Este servicio funciona en la región metropolitana de la ciudad y está destinado a mejorar las condiciones del traslado de pasajeros en la capital del país. Transantiago se volvió operativo a mediados de 2005, completándose a principios de 2007. La instalación definitiva de buses, infraestructura y recorridos corresponde al año 2011.

Transantiago simboliza un punto fundamental en el desarrollo del transporte público de Santiago de Chile. Luego de su implementación, los recorridos se tornaron más funcionales para los miles de pasajeros que utilizan los medios que ofrece la ciudad. La novedad de Transantiago fue la discriminación que se llevó adelante entre servicios troncales y alimentadores, operando en conjunto con el Metro de la capital.

Para poder plasmar este auspicioso proyecto, la ciudad debió invertir una ostentosa suma de dinero en la adquisición de la flota vehicular y en la instalación de la infraestructura necesaria. El turista que decida visitar Santiago debe adquirir una tarjeta magnética especial para poder circular en los vehículos de Transantiago: la tarjera "Bip!". El trasporte público de Santiago de Chile ofrece ésta y otras prestaciones que lo diferencian radicalmente de la estructura que operaba antes del sistema actual.

Como todo proyecto de grandes dimensiones, la instalación de Transantiago produjo una serie de inconvenientes que debieron ser solucionados en el transcurso del tiempo. En general, el diseño de los recorridos presentó distintas deficiencias que generaron las críticas de los habitantes de la urbe. Sin embargo, en 2008, los visitantes y residentes comenzaron a aprobar el sistema implementado, ya que los cambios en el transporte público de Santiago de Chile se tornaron beneficiosos para los pasajeros. Actualmente, la aprobación de la gente ronda el 65% de la población.

El nuevo sistema de transporte público de Santiago de Chile ofrece, además de los recorridos troncales, trayectos alimentadores (locales). Este servicio cuenta con microbuses que llevan adelante viajes de cortas distancias, uniendo zonas determinadas de la ciudad. La capital nacional se encuentra dividida en diez sectores locales; cada uno de estos espacios está representado por una letra y un color. De esta manera, se puede asociar a los buses alimentadores con una zona en especial: cada vehículo presenta el color y la letra del sector.

Las zonas que el sistema de transporte público de Santiago tiene en cuenta son:

. A: Santiago
. B: Conchalí, Huechuraba, Independencia, Quilicura, Recoleta, Renca
. C: Las Condes, Lo Barnechea, Providencia, Vitacura
. D: La Reina, Macul, Ñuñoa, Peñalolén
. E: La Florida, La Granja
. F: Puente Alto
. G: El Bosque, La Cisterna, La Pintana, San Bernardo, San Ramón
. H: Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín, San Miguel
. I: Cerrillos, Estación Central, Maipú
. J: Cerro Navia, Lo Prado, Pudahuel, Quinta Normal
 
Por otra parte, el transporte público de Santiago de Chile brinda a los habitantes y turistas de la ciudad recorridos troncales. Este tipo de trayectos está destinado a conectar determinados puntos de la ciudad, situados a una distancia considerable. El Metro es uno de los servicios que lleva adelante esta clase de recorridos; actualmente, cuenta con cinco líneas operativas. En relación a los buses, presentan una capacidad mayor al de los trayectos locales (alimentadores). Estos medios de transporte se identifican con un código de tres cifras y exhiben un color blanco con una franja verde pintada en diagonal.

El Transantiago establece una discriminación dentro de los buses troncales. Las personas cuentan con la opción de abordar el servicio expreso. Esta modalidad hace referencia a la ausencia de paradas entre dos puntos de la ciudad (sólo se detiene en uno pocos sectores). De esta manera, el tiempo que demanda completar un trayecto determinado es menor. Por otro lado, existen buses que transitan la ciudad en horario nocturno, entre las 23:00 y las 5:30. En este caso, la frecuencia es menor a los troncales que circulan de día.